martes, 17 de noviembre de 2009

En el 2010, yo voy a votar nulo, ¿y ud?

Con ese título algunos ciudadanos hemos creado un grupo en facebook, para reunir a las personas disconformes con las opciones presidenciales en las elecciones del 2010.

Abiertamente estoy apoyando y promoviendo el voto nulo para presidente, como forma de expresar rechazo por la clase política que nos ha gobernado por tanto tiempo, y que cada 4 años crea nuevos partidos para darnos la ilusión de cambio, pero en el fondo siguen siendo los mismos que una y otra vez han ocupado puestos y no han hecho nada. El voto nulo es una señal de que la gente está cansada de las mentiras, de la corrupción y del sistema que nos obliga a votar "por el menos peor". Votar por el menos peor es matar la democracia, reducirla a un conformismo y a una mediocridad para nada saludable.

Una cosa importante a aclarar antes de ver la avalancha de comentarios: bajo el actual código electoral, los votos nulos y blancos NO se le acreditan a nadie. Es un mito que los nulos y blancos se le den al primer lugar.

Sobre los votos a tomar en cuenta para el 40% necesario para ganar las elecciones, el código electoral hace referencia a la Constitución y esta dice: "ARTÍCULO 138.- El Presidente y los Vicepresidentes serán elegidos simultáneamente y por una mayoría de votos que exceda del cuarenta por ciento del número total de sufragios válidamente emitidos."

¿Que es válidamente emitidos?

Al final del artículo 138 se agrega la siguiente nota: "Interpretado por resolución N° 2587 de 29 de noviembre del 2001, por el Tribunal Supremo de Elecciones en el sentido de que los votos nulos y en blanco no deben ser tomados en cuenta para calcular el cuarenta por ciento de los "sufragios válidamente emitidos" que se mencionan en este artículo)."

O sea, bajo esa interpretación, nulos y blancos no cuentan para nada (más allá del "efecto sicológico"). Pero eso es una interpretación, puede debatirse y plantear apelaciones/reformas. Un número suficientemente alto sería un argumento de peso para plantear tal cambio, y lograr que el nulo/blanco sea un mecanismo efectivo de protesta dentro del sistema democrático que se tome en cuenta.

4 comentarios:

edivimo dijo...

Genial, pero después de votar nulo ¿qué?

Gastón Gastoriadis dijo...

Lo mismo que después de votar por cualquiera de los y las farsantes, señor o señora edivimo.

Mae Moto dijo...

Mae yo soy de las personas que no creen en ningún político, al igual que la gente que piensa votar nulo, sin embargo, no estoy de acuerdo en hacerlo.

Votar nulo representa protesta, y poca fe en los políticos. Pero aunque solo 50 mil personas emitan un voto válido, estas 50 mil son las que van a decidir quien sera el presidente.

Nosotros no necesitamos votar nulo para hacernos sentir, organicemonos como pueblo, y mostremos nuestro descontento con marchas pacificas o recogiendo firmas.

No estoy de acuerdo en regalarle el poder a Laura Chinchilla, cuando podemos hacerla mierda votando de manera organizada, voto quebrado por ejemplo.

Jeudy Blanco dijo...

Me parece una alternativa válida y que merece la pena trabajarse.

Tome en cuenta que, quienes apoyamos la idea del voto nulo no estamos enzañados solo con LaUra, somos excepticos de todas las opciones y del sistema que ha hecho que esas sean las opciones. Por lo que a mi en lo personal no me motiva el hacer que LaUra pierda, si con el que quede la cosa será igual (o incluso peor). Yo apuesto por un cambio de mentalidad, a ir tomando las riendas del poder desde las comunidades y quitándoselas a la figura de mesias que ahorita tiene el presidente.

Yo por mi parte creo que a un abstencionista es más fácil hacerlo manifestar su descontento mediante el nulo, que pidiendole que vote por un partido diferente. Recomendar un pequeño y desconocido, como si eso fuera un mérito en si mismo? No. Se imagina entonces darle el voto a Oscar Lopez, un hipocrita homofobico exluyente manifiesto? No gracias. La gente tiene desconfianza en las opciones y en el sistema, no lo digo yo, lo dice el 30 y resto de abstencionismo del 2006 y el creciente que se espera para este año.

Si toda esa gente se moviera y manifiesta su descontento, distinguiendose de los que no les importa nada, aún si no se nos toma en cuenta para el 40% y gane quien gane, será una importante señal de que se desea un cambio de fondo, y creo yo, sería un argumento fuerte para empezar a abrir las puertas hacia ese cambio.