viernes, 19 de agosto de 2011

Cuando de hablar paja no pasamos

Tengo una anécdota que compartir, sin mencionar nombres porque no viene al caso, pero que tiene moraleja.

Un (ex)contacto en Facebook postea una foto y me etiqueta en esta. La foto en la parte superior tiene una imagen de Joseph Ratzinger (el papanatas), y abajo un chiquillo somalí hecho un puño de huesos. Es una crítica diciendo que la plata que los españoles van a gastar en la visita del tipo (varios millones de euros) podrían donarse a esta gente que padece hambre. Pues bueno, yo como costarricense no me siento en posición de criticar como se gasta el dinero del estado español. Si la visita fuera a Costa Rica y fueran plata de mi Estado, lo más probable es que si protestaría, que las visitas de los líderes religiosos se la financien sus propios fieles, no con plata pública. Pero no es el caso.

Entonces, en los comentarios de la foto (en la que repito, fui etiquetado, lo que básicamente significa que se me invita a opinar) le pongo a esta persona que más allá de criticar, tenemos la posibilidad real de hacer una donación a varias instituciones que trabajan en eso, como la UNICEF. Para eso le puse el link respectivo. Pues bueno, mi sorpresa es que el comentario que puse me fue borrado. Increíble. Al parecer solo es aceptable cagarse en el papa y en la religión, pero es pecado sugerir ayudar, un off-topic demasiado imperdonable.

Si ya de por si me parece de lo más hipócrita e inútil el ponerse a criticar y no actuar teniendo la posibilidad de hacerlo aún con un aporte pequeño para solucionar la situación que se critica, me parece realmente patético el ni siquiera tolerar que se haga la sugerencia. De verdad que a veces la línea que divide a los ateos de los cristianos más fundamentalista es tan delgada que se hace invisible. Caemos en las mismas actitudes que criticamos, y ni siquiera nos damos cuenta de eso.

¿Hablar paja solo por hablar paja? no gracias, no me interesan ese tipo de contactos.

2 comentarios:

CHACO dijo...

Concuerdo con usted, aunque si veo innecesario referirse al papa como el Papanatas.

Saludos,

Jeudy Blanco dijo...

Innecesario ciertamente, pero muy divertido :-D