martes, 8 de septiembre de 2009

Obispo de Cartago hace petición ilegal e inconstitucional

El artículo 28 de la Constitución política dice:

"ARTÍCULO 28.- Nadie puede ser inquietado ni perseguido por la manifestación de sus opiniones ni por acto alguno que no infrinja la ley. Las acciones privadas que no dañen la moral o el orden públicos, o que no perjudiquen a tercero, están fuera de la acción de la ley. No se podrá, sin embargo, hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose, como medio, de creencias religiosas."

La Nación informa que, en la homilia del pasado domingo, durante una actividad religiosa en Cartago, el obispo declara: "Estamos frente a una campaña política en donde debemos escoger muy bien a quienes nos van a gobernar. Candidatos que niegan a Dios y defienden principios que van contra la vida, contra el matrimonio, contra la familia ya los estamos conociendo. Por lo tanto debemos ser coherentes con nuestra fe y en conciencia no podemos darle un voto"

"El obispo de Cartago pidió a los feligreses mantener una actitud activa. “Luchemos para defender los valores que son el fundamento de nuestra querida Patria y que algunos pretenden destruirlos, cosa que no lograrán porque somos la mayoría y porque Jesús el Señor de Costa Rica y Nuestra Señora de los Ángeles están con nosotros”.

El jerarca católico instó a los católicos a que se pronuncien contra “estas políticas antihumanas , anticristianas y ateas que algunos nos quieren imponer”.

Y además, reitera lo dicho: "Consultado ayer el obispo Ulloa sobre las connotaciones electorales de su pronunciamiento dijo “mantengo una a una las palabras dichas , nada tengo que agregar o quitar"

Lo dicho por el señor Ulloa, en un acto religioso, es una violación a lo establecido en el artículo 28 de la Constitución, y debe ser denunciado.

Es curioso y de resaltar, eso sí, como en el año 2001, el mismo obispo Ulloa no se oponía a la reforma que hoy se ha planteado en la Asamblea legislativa.

Urge una separación entre iglesia y Estado en Costa Rica!

1 comentario:

edivimo dijo...

Un religioso católico contradiciéndose, ¡nada nuevo!